ESTÁ DE MODA

Cualquier taller que acerque a la población adulta a las bibliotecas tiene un gran valor. Porque su presencia les pone en contacto con los libros. Visitan las instalaciones y probablemente animen a sus hijos a hacerse usuarios, a participar de las actividades de animación a la lectura que, día tras día, se ofertan. Seguramente, se llevarán algún libro para leer en su jaima y descubrirán que en su campamento hay un espacio que es de todos.

Estos días, en Dajla, la moda ha sido la protagonista. Un grupo de mujeres han participado en un estupendo taller de costura. Lo han pasado genial, han disfrutado y han demostrado que el arte de coser también es cultura

En Bojador, se sigue dando una vez a la semana el taller de cocina. Con las manos en la masa y la mente en los libros de gastronomía, el tiempo se ha pasado volando.

En Auserd, dos médicos han dado un taller de cuidado de la boca a los más pequeños. Magnífica enseñanza.

Próximamente, en Smara, varios ginecólogos impartirán una charla formativa enfocada, especialmente, a las jóvenes.

El Bubisher ya no es solo un proyecto de bibliotecas, es, ante todo, un proyecto cultural en el mejor y más amplio sentido de la palabra. Y, como siempre, gracias a las iniciativas de sus bibliotecarios y bibliotecarias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *