LA ENFERMERA DEL DESIERTO

 

En el capítulo 30 de la primera novela de Jorge Molinero, «Toda la muerte para dormir», el autor recrea el bombardeo de Mudraiga, en el que aviones del ejército marroquí masacraron a miles de civiles indefensos. En una de las escenas, una joven enfermera española llora desconsolada sobre el cadaver de su marido, un médico saharaui que había decidido unirse a la revolución iniciada por el Frente Polisario. Un año después de haber escrito aquel pasaje, el autor presentaba su novela en Barcelona y, al terminar el acto, observó a una señora de edad provecta que avanzaba hacia él apoyada en un bastón. Era ella, la enfermera del desierto. Y así comienza la introducción de la presente novela, donde el autor nos describe cómo conició a la persona que él había convertido en personaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *