LOS POETAS NUNCA MUEREN

Se ha ido un gran hombre y uno de los mejores poetas saharauis: Badi. Su voz se ha callado, pero sus palabras, sus poemas y sus enseñanzas pervivirán en la memoria individual y colectiva de un pueblo que ama a sus poetas, que bebe de su legado, que reconoce en ellos la sabiduría.

Badi deja a su pueblo una herencia infinitamente más poderosa que lo material y efímero. Porque su poesía es luz y es camino.

 

 

2 respuestas a LOS POETAS NUNCA MUEREN

  1. Cuando un poeta se muere una voz calla ante la injusticia, una luz se apaga ante la oscuridad y un sentimiento desaparece ante la dura realidad que nos invade. Que la tierra le sea leve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *