LOS POETAS NUNCA MUEREN

Se ha ido un gran hombre y uno de los mejores poetas saharauis: Badi. Su voz se ha callado, pero sus palabras, sus poemas y sus enseñanzas pervivirán en la memoria individual y colectiva de un pueblo que ama a sus poetas, que bebe de su legado, que reconoce en ellos la sabiduría.

Badi deja a su pueblo una herencia infinitamente más poderosa que lo material y efímero. Porque su poesía es luz y es camino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *