FIESTA DEL BUBISHER EN EL COSSÍO DE FUENLABRADA

FUENLABRADA es un milagro del que hay que hablar siempre. Más de cien escritores rotando por los 51 centros escolares, más de 25.000 niños visitados en sus aulas, miles y miles de libros leídos. Todos los centros participan en este prodigio de promoción de la lectura. Y por eso es un privilegio que uno de ellos, el Manuel Bartolomé Cossío, haya adoptado al Bubisher para enseñar una asignatura imprescindible: la solidaridad.


Ayer, por segundo año consecutivo, todo el colegio, padres, abuelos, todos los alumnos y profesores, participaron en un espectáculo increíble, dirigido por Joanna, a beneficio de las bibliotecas del Sáhara. Todo en vivo, sin música en lata: piano, violín, y sobre todo voces y ritmo asombrosamente coordinado. Precioso. Allí estuvimos, con su directora y Marisol, Mónica, Ricardo y Gonzalo, en representación del Bubisher, y Conchi en la de las bibliotecas de Fuenlabrada. Había una maravillosa vibración en el aire, porque tanto esfuerzo (seis meses de ensayos), no era para lucirse, sino para que los niños y jóvenes del Sáhara tuvieran algo de lo que ellos tienen siempre: cultura, libros, un lugar hermoso en el que crecer.
Ojalá todos los centros escolares entendieran así de bien que no se trata de caridad, sino de solidaridad. Ayer, las bibliotecas y bibliobuses del Bubisher crecieron, y los ecos de tanta música, de tanto ritmo, llegaron a los campamentos por el aire. Mejor una tormenta de manos que una de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *