CEIP SAN FELICES DE BILIBIO SEMBRANDO LECTURAS EN EL DESIERTO

Hace tiempo que siento admiración y curiosidad por el pueblo saharaui, que recuerde, desde hace más de veinte años cuando en mi pueblo, Covaleda, llegaban los meses de Julio y Agosto niños de los campamentos de Tindouf a pasar el verano.
Mi interés por el pueblo saharuie y las ganas de realizar un voluntariado, se unieron este año para poder realizar un proyecto solidario en el colegio donde trabajo, San Felices de Bilibio en la localidad de Haro.
Le comenté la idea al equipo directivo y a los compañeros, y como no podía ser de otra forma, me dieron su aprobación y me ofrecieron toda su colaboración. En la actualidad, el colegio participa en el programa “Aprender leyendo: La lectura como eje de los de los aprendizajes escolares y de la vida”, es por ello que me pareció interesante colaborar con la asociación “Bubisher”, encargada de gestionar las bibliotecas y bibliobuses en los campamentos de Refugiados de Tindouf. Se propuso a los alumnos, profesores y familiares un intercambio de libros, que suponía el truque de un libro ya leído por otro nuevo, el intercambio llevaba asociado el simbólico precio de un euro, dinero que se donó a dicha asociación. Junto a este intercambio, a los alumnos se les proyectó una presentación sobre el pueblo saharaui y nuestra compañera Yoli, expuso diferentes artilugios y utensilios del Sáhara. Para finalizar las actividades, algunos alumn@s escribieron unas cartas que posteriormente se les entregó a niños usuarios del Bubisher.


El día 19 de Abril emprendí mi primer viaje a los campamentos y llena de ilusión y energía viví ocho maravillosos días junto al pueblo saharaui, donde pude ver su realidad y experimentar en primera persona su solidaridad y hospitalidad, viajé a Smara, una de las cuatro wilayas de los campamentos, y ver el proyecto con el que el cole había participado.
Gracias al colegio San Felices de Bilibio, alumn@s, profesores y familiares, por seguir sembrando lecturas en el desierto.
Graciela Jimeno Escribano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *