EL BIBLIOBÚS DE DAJLA

Quien conoce el campamento de Dajla sabe que las dairas que lo constituyen están muy alejadas entre sí. Eso significa que para muchos pequeños y adolescentes acercarse andando a la biblioteca es casi imposible. Muchos ni siquiera sabían hace unos meses que una biblioteca Bubisher había abierto sus puertas para ellos. Por todo ello, en cuanto el bibliobús estuvo listo, bien equipado y enraizado con la biblioteca, Marmada y Suadu, bibliotecarias de Dajla, decidieron ir a las dairas para explicar el Proyecto Bubisher a las familias y para hacer allí mismo actividades de animación a la lectura. Así es que todas las tardes Bachir conduce el bibliobús por todo el campamento, lo aparca en el centro de una daira, abre sus puertas y Marmada o Suadu (cada semana una) esperan a los niños con un cuento en las manos. También llevan material escolar para hacer las actividades y muchas ganas de que la biblioteca Bubisher sea conocida por todos. La propuesta está empezando a dar buenos resultados y cuando ya por segunda o tercera vez el bibliobús asoma en la lejanía, los niños corren a su encuentro sabiendo que allí dentro algo especial pasa siempre.

El bibliobús de Dajla es imprescindible, como lo son los de los otros tres campamentos. Sin ellos, sería muy difícil llegar a toda la población, teniendo en cuenta no solo la distancia también el agresivo clima de la hamada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *