UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE

Las protestas estudiantiles contra el cambio climático también fueron secundadas por los hijos del desierto. Pancartas, recogida de basura, lecturas relacionadas con el medio ambiente y textos escritos por los propios niños han sido hoy los ejes sobre los que ha girado una jornada en la que han reivindicado un mundo más habitable y que ha servido, también, para reflexionar sobre la responsabilidad de cada uno en el cuidado del planeta.

Así lo ponían de manifiesto los niños y niñas saharauis:

“Soy un niño saharaui. Nací en un campamento de refugiados en el desierto del Sahara. Mis padres me explicaron que eran nómadas y vivían muy felices con su ganado y que comían de lo que producía la tierra. Pero, por culpa de la falta de responsabilidad del ser humano, que no cuida el medio ambiente, en nuestra tierra han desaparecido los bienes. Ahora vivo en un campo de refugiados lleno de basura. En los últimos años, la Madre Naturaleza está muy enfadada porque tiramos mucha basura y usamos muchos vehículos. En nuestras bibliotecas nos enseñan que debemos cuidar el medioambiente . Pero ¿cómo? Pues de esta forma: plantamos árboles, recogemos los desechos, usamos la papelera. Reducir, reciclar, reutiliza. Ese es nuestro lema”

“Queremos un mundo sin plásticos, queremos agua limpia, queremos aire limpio, queremos que los animales no desaparezcan. ¡Queremos un mundo mejor para los niños!”

“Los hijos del desierto también se suman para luchar contra el cambio climático. Todos por un futuro mejor”

“Ni un grado más. Stop al cambio climático. Estamos a tiempo para salvar el planeta. No hay futuro sin planeta. Yo creo en un mundo mejor. Esta tierra no siempre fue de tierra y piedras. Había mares y vegetación. Pero por culpa del cambio climático, hoy es desierto”

 

Y no dejéis de visitar esta pagina:

Cómo era el Sahara antes de convertirse en uno de los mayores desiertos del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *