¿MAGIA O CIENCIA?

 LUCÍA Y MARCOS

Hace ahora un mes que volvimos de nuestro voluntariado en los campamentos de refugiados saharauis. No nos cansaremos de recomendar a nuestros amigos que vayan a vivir una experiencia tan inolvidable como la que tuvimos allí. Mucho más después de presenciar la reunión trimestral de los trabajadores de Bubisher: son unos grandes profesionales, muy entregados a su trabajo, con un proyecto imprescindible y muy bien gestionado.

Después de una llegada nada habitual, en un convoy escoltado por el Frente Polisario llegamos a Protocolo. En nuestro primer día conocimos a Brahim y a Medge en la biblioteca Bubisher de Smara y les contamos el proyecto que queríamos llevar a cabo. Todos nosotros estábamos ansiosos por empezar con los experimentos “para niños”.

A lo largo de esa semana, también junto a Mohamed, Yiyi y Labbidde, fuimos realizando talleres de matemáticas como construir un tangram, resolver acertijos, ejercicios de lógica, etc. Por las tardes, atendiendo a las peticiones de los niños de “la magia, la magia” hacíamos diferentes experimentos contraintuitivos con materiales domésticos como botellas, agua y huevos.

Una de las cosas que más nos sorprendió fue cómo se corrió la voz de que íbamos a hacer un volcán. Estábamos abrumados con tanta expectación. Dado el revuelvo, decidimos hacerlo el día la fiesta de fin de trimestre: ¡parecía que todos los niños del campamento estaban allí! Al terminar la fiesta preparamos todo el experimento en la puerta de la biblioteca. Todos los niños miraban una montaña de arena con una botella dentro. Al echar el vinagre sobre el bicarbonato y el colorante, tan sólo salió una ligera espuma naranja… ¡vaya fracaso!

A pesar de este chasco, el resto de experimentos salieron bastante bien atrayendo la curiosidad de los niños: meter un huevo en una botella sin tocarlo, tapar un vaso con agua bocabajo con una carta y hasta sacar seca una pelota de papel de un vaso lleno de agua.

Al cabo de una semana nos fuimos al campamento de Auserd para poder hacer todos estos experimentos en su biblioteca Bubisher.

Gismule fue la anfitriona ideal en Auserd. Gracias a ella y su familia pudimos conocer la cultura y la situación Saharaui a fondo.

En la biblioteca de Auserd quisimos volver a tentar a la suerte haciendo el volcán, otra vez, en la fiesta fin de trimestre. Esta vez salió algo mejor, pero definitivamente no es un experimento para una ocasión tan especial. Prometemos que la próxima vez estaremos a la altura.

Nos gustaría agradecer la hospitalidad y cariño de toda la gente de Bubisher. Desde el primer momento nos sentimos como si estuviéramos con amigos de toda la vida. ¡Pronto volveremos a por más pinchitos de camello!

Una respuesta a ¿MAGIA O CIENCIA?

  1. carmen perez fernandez

    !Quien pudiera experimentar lo mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *