NUESTROS NIÑOS DE HOY SON LOS HOMBRES Y MUJERES DE MAÑANA

El pueblo saharaui ha marcado el 28 de enero como un día especial, un día dedicado a la infancia, es decir, a remarcar la importancia de los más pequeños como semillas de futuro.

Niños y niñas que han nacido con la condición de refugiados y por, y para, los que se lucha por un mañana en libertad. Niños y niñas que merecen crecer atesorando recuerdos especiales, momentos en los que todo es diferente.

Así lo viven y lo fomentan en las bibliotecas del Bubisher, donde ayer se celebró este día de forma muy especial.

En Smara se desplazaron a la escuela de secundaria 17 de Junio y allí, junto a otras asociaciones juveniles saharauis y la dirección regional de cultura, toda la mañana fue una fiesta en la que no faltó ni la música, ni el teatro, ni los juegos tradicionales ni, por supuesto, la lectura. Contaron, además, con la visita del Presidente de la República acompañado por una delegación de Venezuela.

En Bojador niños y bibliotecarios hicieron una llamada a la paz. Manos blancas y pancartas con lemas alusivos al derecho de los niños a vivir en un mundo sin conflictos, llenaron la biblioteca.

En Auserd optaron por una gincana , cuyas pruebas fueron minuciosamente diseñadas e hicieron las delicias de todos los niños participantes

En Dajla, estrenando su nuevo bibliobús, recorrieron la wilaya recogiendo a los niños que viven más alejados y llevándolos a la biblioteca. Allí hablaron de deseos de futuro y disfrutaron de juegos tradicionales.

Fue el de ayer un día especial para todos. Un día que guardarán en la caja de los recuerdos que merece la pena guardar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *