EL JUEGO COMO RECURSO EDUCATIVO

El artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño dice textualmente: “Se reconoce el derecho del niño y la niña al descanso y al esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”

El juego no solo constituye una actividad lúdica, es, además, una poderosa herramienta que estimula la imaginación, desarrolla conductas de compañerismo, enseña a controlar la frustración, genera alegría…

El juego es, por lo tanto, una actividad íntimamente relacionada con la formación integral de los niños y niñas. Así lo entienden los bibliotecarios y monitores del Bubisher cuando al atardecer, y después de disfrutar de la lectura, proponen juegos que despiertan siempre la curiosidad y el deseo de participar de los lectores. Entonces, el silencio con el que leen o escuchan un cuento se rompe y todo son risas y algarabía, pero no desorden, porque hay que seguir las normas que rigen cada juego, lo que supone el aprendizaje de un vocabulario específico, la interiorización de las reglas y su cumplimiento a la hora de jugar.

El juego está integrado en la vida de las bibliotecas Bubisher como recurso educativo, no cabe duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *