EXPOSICIÓN DE “EL NIÑO DE LUZ DE PLATA”

 

El pasado 5 de octubre, en el centro soriano de Zaragoza (calle Cereros 37) se inauguró la exposición “El niño de luz de plata”, que ha estado abierta al público hasta el día 28 de este mes.
Presentaron el acto de inauguración Carmen Carramiñana y Beatriz Navarro quienes hicieron un brillante recorrido por la trayectoria del Proyecto Bubisher en estos últimos años. Posteriormente, y tras visualizar el documental de Irene Bailo del día que se lleno de libros el primer Bubisher, leyeron el texto que Clara Bailo, autora de las ilustraciones del libro y de todas las que forman la exposición, envió para este evento.

( luces en ) negro y plata

esta exposición forma parte del proyecto bubisher, que lleva 10 años trabajando en los campamentos de refugiados de tindouf (argelia), haciendo accesible la lectura y la escritura del español en colegios y biblioteca en todos los campamentos.

en otoño de 2008 viajé por primera vez a los campamentos. allí empecé a dibujar paisajes, personajes, objetos, recuerdos de escenas. espacios, edificios siluetas. rellené mi pequeña libreta e irene me prestó la suya, todavía en blanco, para que continuara con mi diario ilustrado. esa libretas, que forman parte de esta exposición, son el inicio de mi biografía saharaui.

En 2010 regresé a smara con roge para construir la que sería la primera biblioteca del proyecto bubisher, durante una estancia de casi cinco meses en periodos desde septiembre 2010 a abril 2011.

los cuadernos de 2008, los de 20010, los dibujos arquitectónicos para la construcción de la biblioteca, las conversaciones, los encuentros, las vivencias, aquí y allá, todo forma parte del proceso de ilustración de El niño de luz de plata

las ilustraciones y fotografías presentadas aquí, son una narrativa gráfica de estos 10 años de vida, compartidos con mucha gente, alguna involucrada en el proyecto bubisher, otra no. alguna en los campamentos. otra no. alguna saharaui, otra no. son reflexiones sobre la identidad: individual y grupal. identidades no reconocidas, que en ámbitos sociopolíticos mantienen a pueblos en situación marginal y de abandono. el pueblo saharaui, antigua colonia española, es considerado apátrida a la espera de un referéndum de autodeterminación. esa espera son más de 40 años ahora, para un pueblo olvidado entre los territorios ocupados y los campamentos de refugiados.

las arrugas en las manos, el Gaitán, las caras sin rostro, el té; sentimos, habitamos, nos miramos al espejo, nos reconfortamos todos. un pueblo no reconocido soy yo también

clara

esta exposición ha sido posible gracias ala colaboración de la asociación el puente-lo pont de fraga (huesca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *