Voluntarios en acción

Largo viaje desde sus lugares de origen hasta los campamentos. Papeleo previo, nervios de quienes van por primera vez y ganas de volver a ver a los amigos de los que ya son veteranos. Todos con el deseo de ser útiles durante su estancia allí y , sin ninguna duda, lo son.

Maite Ramos en Auserd, por la mañana en las escuelas y por la tarde en la biblioteca, trabaja intensamente con los monitores y con los niños el kamishibai, lo que significa formar en esta técnica a Aziz y a Gajmula y, simultáneamente, trabajar con los niños en la construcción de sus propios cuentos. “Estamos encantados”, dicen Aziz y Gajmula. “ Magnífico ambiente, estamos aprovechando muy bien el tiempo” comenta Maite.

Y en Smara, Beatriz Martínez, Susana Falcón y Julian Jiménez compartieron, nada más llegar , la reunión mensual que mantienen desde el pasado año los monitores de las tres bibliotecas y fueron testigos del buen ambiente que reina entre ellos. Pasado este primer momento, Susana y Beatriz se han puesto manos a la obra para impartir un taller de teatro y Julián, buen conocedor del Bubisher, lleva consigo un documental sobre una madre saharaui valiente y luchadora: Takbar Haddi. El objetivo es compartir con los refugiados saharauis la realidad que se vive en el Sahara ocupado. Por otro lado, pondrá en marcha un proyecto novedoso: Plantar judías y que los niños vean el proceso del cultivo y a partir de esta experiencia de acercamiento a la naturaleza, practicarán la creación literaria y artística.

“Son estupendos”, dicen Kabara y Brahim. “Todo va muy bien”, añade Julian

Y es que sumar esfuerzos, unir manos y vivir intensamente el voluntariado en el Bubisher  solo puede llevar a la acción y al compromiso.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *