Aprender enseñando

 

Nada sabían Gajmula y Aziz de contar cuentos con la técnica del Kamishibai, pero llegó Maite Ramos cargada de materiales y de sabiduría, se cruzó con las ganas de aprender de Gajmula y Aziz y la empatía entre todos ellos fue instantánea .Hoy, escriben los tres diciendo que están encantados de los resultados que están obteniendo.

Tanto en las escuelas como en la biblioteca, los niños dibujan y cuentan, usando el butai (teatrito de madera), sus propios kamishibais y Gajmula y Aziz practican con éxito esta técnica a la que “le estamos cogiendo mucho gusto”, dicen.

Con este proceso de enseñanza- aprendizaje se está fomentando el trabajo en equipo, reforzando el aprendizaje del español, recogiendo cuentos de la tradición oral saharaui para crear nuevos kamishibais, y poniendo en valor la creatividad.

Maite, Gajmula, Aziz: Enhorabuena por vuestro trabajo, por el magnífico equipo que habéis formado y por todas las caras de sorpresa que conseguís dibujar en los niños.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *