Asamblea 2017: Grandes logros, nuevos retos

 

Ilusión, compañerismo y compromiso fueron los tres ejes sobre los que pivotó la novena Asamblea Bubisher, que se desarrolló con absoluta armonía el sábado en el Centro Cívico El Cerro.

El análisis del curso pasado, en el que aquí tantas comunidades educativas, bibliotecas y centros culturales participaron y en el que allí nuestros compañeros saharauis trabajaron con ilusión y ahínco y más de treinta voluntarios dejaron su huella, nos impulsó para abordar un nuevo año escolar en cuyo horizonte se dibuja la biblioteca Bubisher de Dajla, cuyo fondo documental ya está siendo preparado con sumo rigor y esmero por el equipo español de bibliotecarias.

Otro de los retos importantes que tendremos que abordar este nuevo curso es la selección de nuevos monitores. Hasta el momento, veintiún saharauis se han formado y han trabajado como bibliotecarios y monitores en las tres bibliotecas, lo que nos lleva a pensar que las Bibliotecas Bubisher son, también, centros de formación para jóvenes con inquietudes culturales.

La edición de El Niño de Luz de Plata, y su magnífica acogida desde el primer momento, nos afianzó en la idea de que editar libros con un sello marcadamente saharaui es uno de los objetivos del proyecto. De hecho, ya hay varias ideas para nuevas ediciones, de las que iremos informando a medida que vayan tomando forma.

Y adelantándonos en el tiempo, porque ya se sabe que el tiempo corre a toda velocidad y hay que salir con ventaja, hablamos del décimo aniversario del Bubisher y de la posibilidad de celebrarlo por todo lo alto, para lo cual, se constituyó una comisión implicada en su preparación y a la que ya, desde ahora, estáis todos invitados.

Hasta aquí los temas más destacados de la Asamblea, y desde aquí, la parte humana. Echamos de menos a quienes, por diferentes motivos, no pudieron asistir este año, nos sentimos gratamente apoyados por quienes asistieron por primera vez y sorprendidos por el fantástico comportamiento de tres niñas muy pequeñas que, sin duda, serán futuras defensoras de la cultura.

Un año más, agradecemos a Pilar y a Taquete la impecable organización de este evento y al Ayuntamiento de Coslada , que nos haya permitido contar con las instalaciones del Centro Cívico El Cerro para su celebración, en el que, además, se ha cedido una sala para la nueva exposición del Bubisher.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *