Poesía y primavera en las escuelas de Smara

Ella se llama Iría. Él, Julián. Ambos son voluntarios del bubisher, regresan hoy de los campamentos y lo hacen satisfechos del trabajo que han desarrollado junto a nuestros compañeros de Smara.

Entre otras muchas cosas (de las que ellos mismos nos hablarán cuando vuelvan del todo) fueron a las escuelas con Brahim y Lafdal . Los niños y niñas, siempre receptivos, siempre alegres, disfrutaron de un bonito encuentro con la poesía.

Las palabras rozaron sus mentes abiertas y se enlazaron en versos con los que fueron construyendo poemas en hasanía, que posteriormente, y con la ayuda de Lafdal, tradujeron al castellano.

 

También la primavera en forma de mariposas revoloteó por las aulas. Y en sus alas de colores, dejaron impresos sus deseos los niños. Y volaron hacia la noche para llenar de sueños el cielo.

Porque aquí y allí, los niños sueñan y sienten que nada es imposible. Juntan sus manos y sus sueños y consiguen que el mundo parezca más bonito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *